Apartamentos - Registro Nº: TVI00021

Blog

EL BLOG DE ELAI ETXEA
18 Feb

COMUNIDAD ENERGÉTICA DE POBES: SE NOS ACABA LA PACIENCIA

Mientras nuestros gobernantes ponen la alfombra roja a iberdrola para que haga y deshaga lo que le de la gana en nuestros mas valiosos espacios naturales. Ahí tenemos el claro ejemplo de Azazeta, los vecinos de Pobes y otros Concejos que optaron por la figura de las Comunidades Energéticas siguen esperando y desesperando que los señores de iberdrola se dignen a mover cuatro papeles que las pongan en marcha.

Tanto la obra como todos los subsiguientes trámites estan ya terminados hace muchos meses. Solo falta que nuestro mas fiel representante del oligopolio eléctrico se digne a bajar de su pedestal y conceder, de mala gana al vulgo, el derecho de producir su propia energia.

Hasta ahí todo normal… y me explico.

Es lógico y normal que iberdrola piense en su único y exclusivo beneficio. Ya hace muchos años sabemos que el Medio Ambiente les importa tres puñetas. Hace 15 años éramos los pequeños productores fotovoltaicos los que les molestábamos. Después de conseguir machacarnos con los recortes ILEGALES de nuestros derechos retributivos, y digo RECORTES ILEGALES porque los inversores extranjeros, gracias a las Instituciones Judiciales de sus respectivos países, conservan íntegras sus primas, ahora la empresa del rascacielos bilbaino trata de poner todos los palos en la rueda posibles a todas y cada una de las iniciativas en las que ellos no saquen “tajada”.

Como ya no pueden prohibir el autoconsumo, ya sea individual o comunitario, recordemos que éramos el único pais “democrático y libre” del mundo en el que se prohibia ese derecho gracias al impuesto al sol y otras majaderías interesadas, ahora simplemente se dedican a “tocar las narices” con impunidad y contumacia.

Es normal.

Lo que ya no es tan normal es que nuestras instituciones miren para otro lado, o incluso para mismo lado del gigante energético. Se supone que les votamos para que protejan los derechos de sus ciudadanos y preserven nuestro Patrimonio natural.

Igual es mucho suponer.

¿Nos darán el gracioso derecho a utilizar la energía de nuestras placas solares o seguiremos pagando sus infladas y jeroglíficas facturas como siervos de la gleba?

¿Quién nos gobierna? ¿los políticos electos o la empresa de un señor de corbata verde apellidado Sánchez Galán?.

He ahí la cuestión.

Deja una respuesta